Atopen en Samartín del Rei Aurelio un túmulu del Neolíticu

Escavaciones nel túmulu d'El Españal

Unos llabores de reforestación na campa L’Españal, nel conceyu de Samartín del Rei Aurelio, asoleyaron unos restos arqueolóxicos que resultaron pertenecer a un túmulu funerariu de primeros del tercer mileniu enantes de la nuestra era. Nel túmulu atopáronse tamién dellos oxetos venceyaos al ritual funerariu propios de la cultura megalítica. Na zona, asitiada nos montes de La Casilla, dientro de la parroquia de Blimea, allúguense igualmente el dolme conocíu como «la mesa los moros», otros dos túmulos yá catalogaos (anque en peores condiciones de conservación) y restos d’un recintu castreñu.

La investigación arqueolóxica, qu’encomendó’l Conceyu de Samartín a la Conseyería d’Educación y Cultura, llevóse alantre nos meses de xunu y xunetu d’anguaño, anque los resultaos d’esta primer campaña nun se presentaron hasta finales del mes de setiembre. L’equipu d’investigación, que dirixó l’arqueóloga Covadonga Ibáñez, constató la existencia d’un monumentu funerariu datáu, gracies al métodu del C14, alredor del añu 3000 e. C., y de dimensiones reducíes (unos 6 metros de diámetru, aproximadamente). Nesta primer campaña escaváronse 28,5 m2, dalgo menos de la metá del espaciu tumular identificáu, lo qu’indica que puen dar con otros afayos si, nel futuru, se siguen colos llabores d’escavación.

D’esti descubrimientu arqueolóxicu, los investigadores destacaron como verdaderamente extraordinario la metodoloxía que s’empleó na so construcción. Según esplicó l’arqueóloga Covadonga Ibáñez, «el túmulu tien una configuración constructiva que supera’l conceptu de cámara dolménica, al identificase espacios rellacionaos col métodu de construcción que nos ayuden a comprender cómo una sociedá tan antigua pudo facer esti monumentu». «Estos espacios descubiertos», siguió la directora del estudiu, «permítennos ampliar l’horizonte de la investigación, alloñándonos de lo evidente, como ye l’interior de la cámara mortuoria».

Y ye que la importancia d’esti descubrimentu va muncho más allá de los elementos materiales que puedan atopase agora o nun futuru, pos trátase de la primer investigación arqueolóxica con metodoloxía sistemática que se fai sobre un túmulu nel valle del Nalón. Ello va valir p’aportar datos científicos mui relevantes al conocimientu que, hasta la fecha, se tenía sobre’l mundu funerariu del Neolíticu nesta comarca.

En cuantes al tratamientu que se-y va dar a yacimientu, el Conceyu de Samartín tien claro que se trata d’un activu de primer orde dende’l puntu de vista cultural y turísticu, polo que, dellos responsables municipales yá adelantaron que van siguir alantre coles investigaciones, «asumiendo la financiación de la intervención y aportando medios humanos y materiales en tol procesu». Amás, el Gobiernu municipal va encargar pa esti añu la redacción d’un proyectu museísticu sobre’l túmulu de la campa L’Españal, pa lo que va estudiar toles víes de financiación posibles, tanto con entidaes públiques como privaes, con vistes a la restauración del monumentu y a la puesta en marcha d’un muséu que ponga los afayos al alcance del públicu.

L’aparición d’esti túmulu neolíticu, que vien a sumase a los otros restos arqueolóxicos de la zona, fain d’esta fastera ente los valles de La Güeria Blimea y de La Güeria Carrocera, un puntu caliente pal patrimoniu prehistóricu asturianu. Tanto los elementos conocíos como los que se puean descubrir nun futuru asitien a los investigadores énte una necrópolis tumular que l’Ayuntamientu tien la intención de revalorizar como un focu d’atracción turística pa los visitantes y «d’arguyu» pa los vecinos del conceyu.

Les escavaciones y investigaciones na campa L’Españal fueron frutu d’un trabayu multidisciplinar onde participen les investigadores del departamentu de Xeoloxía de la Universidá d’Uviéu Eva Martos de la Torre y Montserrat Jiménez Sánchez, del departamentu de Palinoloxía de la Universidá d’Alcalá d’Henares M.ª Blanca Ruiz Zapata, el llaboratoriu de datación de radiocarbonu Beta Analítica de Miami, la empresa de topografía IT2 Pravia y l’equipu d’escavación que formen Nicolás Alonso Rodríguez y Emilio Blanco Fernández, y que contó, amás, cola collaboración de l’arqueóloga Mónica González Santana.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*