Banda sonora d’un poemariu d’Héctor Fernández

El llibru Dellos Fechos na vida d’Alexander Waters, del lluanquín Héctor Fernández, qu’editó Saltadera, ye una obra mui rica y rara pa clasificar: lliteratura dientro de la lliteratura, cine dientro de la lliteratura, narrativa dientro de la poesía. Con una estructura más paecía al guión qu’a otra cosa, los protagonistes –dos amantes que se ven n’instantes furtiaos– viven un puntu d’intersección vital con comeniencies contraries. Él quier un futuru con ella y ella quier un futuru col maríu. Nesi contestu d’adulteriu, de querer y nun poder, la presencia de la culpa y d’otros conceptos de la relixón católica (comunión, salvación, crucifixón, sacramentu, alma, Dios, redención) naz en metá del placer sexual y del amor.

La fuercia espresiva de la poesía (diálogos ente amantes, secos y llenos d’intensidá, que se dan un aire a la escritura de Marguerite Durás) ta reforciada coles descripciones, les anotaciones del contestu, cola fondura de campu y el puntu de vista d’una cámara que’l narrador pon delantre de los güeyos del llector. Y nesta fórmula narrativa garra muncha importancia’l cromatismu (piyama azul, blusa azul, tanga azul), los soníos y, sobre manera, la música. La música ye un personaxe más, que ta siempre presente cuando los amantes queden pa vese y pa despidise. De la mesma manera que nel cine la banda sonora ye imprescindible pa intensificar estaos d’emoción, na lliteratura nun suel tenese tan en cuenta, polo menos col tratamientu qu’Héctor Fernández-y da nesta obra.

Hasta tal puntu ye guapa la selección de pieces musicales coles qu’envuelve Fernández los personaxes que paga la pena llamar l’atención sobre elles. Estilos tan diferentes como’l jazz, el trip-hop, la canción d’autor, la música barroca o la polifonía renacentista engarcien una cadena que fortalez la trama. Si la llectura d’esti llibru ye un placer, ésti tovía pue agrandase muncho más escuchando la so banda sonora. Un bon momentu pa sintir obres maestres de Miles Davis (Kind of blue), Nick Drake (Cello song), Marin Marais, (Sonnerie de Ste. Geneviève) o la obra descomanada de Thomas Tallis Spem in allium.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*