De vocación, editor: William Morris y la Kelmscott Press

Colofón de 'The works of Geoffrey Chaucer'.
Colofón de 'The works of Geoffrey Chaucer'.

El gustu pola edición de calidá ye dalgo que nunca va pasar del too. Verá momentos d’esplendor y époques onde les persones qu’aprecien un llibru bien fechu –y, sobre manera, les que puedan y quieran componer un llibru noble– van ser una minoría. Anguaño mesmo, cuando la edición electrónica –con toles sos restricciones estétiques– va garrando cada vez más terrén nel mercáu del llibru de llectura rápida, hai iniciatives bien interesantes que tienen al llibru d’artista como exa del so trabayu.

A finales del sieglu XIX, col aumentu de la población alfabetizao n’Europa y l’aplicación de les tecnoloxíes industriales a la impresión, la fabricación de llibros vivió una medría como nun conociera enantes. Sicasí, esti aumentu de la cantidá de títulos y exemplares impresos traxo arreyada una mengua grandísima na calidá de los productos. El papel yera cada vez más ruino y, estéticamente, el cuidáu pola composición (los formatos, márxenes, tipografíes…), que caracterizara la imprenta nos sos empiezos, dexó pasu a páxines ensin cásique márxenes, lletra apretao y ornamentos simplonos y repetitivos.

William Morris, 1874 | Fotografía: Frederick Hollyer.
William Morris, 1874 | Fotografía: Frederick Hollyer.

Esti panorama murniu va ver una llugadina de sol cola creación, en 1981, de la Kelmscott Press, cerca de Londres. Al frente d’esti proyectu editorial alcuéntrase William Morris (1834-1896), poeta, artista, artesanu y socialista, que punxo, cola creación d’esta imprenta, el ramu a una vida dedicada al estudiu, el trabayu manual, l’arte y la creación d’oxetos guapos. Ente los sos proyectos de mocedá tuviera la fundación d’una comunidá monástica colos sos amigos dedicada a la oración y a la producción d’arte relixoso, una idea que, col tiempu, diba garrar tonos más seculares. Asina, depués de casar, creó una empresa de decoración onde trabayaron, xunto a él, otros decoradores que yeren, al mesmu tiempu, artistes. Ente los socios de la firma taben Dante Gabriel Rossetti y Edward Burne-Jones, quiciás los dos miembros más importantes del movimientu artísticu conocíu como la Hermandá Prerrafaelita, que tenía na dómina medieval la so fonte principal d’inspiración.

El trabayu de la Kelmscott Press va mirar tamién pa los manuscritos medievales y, sobre manera, pa los primeros impresores modernos, como l’inglés William Caxton o’l francés Nicolaus Jenson, a la hora de buscar referencies estétiques. D’ellos va recuperar, ente otres coses, la proporción ternaria (2:3) nel formatu, la distribución clásica de márxenes, la elegancia de les tipografíes y el procuru nes ilustraciones. El propiu Morris diseñó los tres tipos de lletra que s’usaron cuasi esclusivamente na impresión de los llibros de la Kelmscott: Golden, Troy y Chaucer. La Golden –que recibe’l nome del primer volume onde s’usó, The Golden Legend (La lleenda dorada) (impresu en 1892)– ye una romana clásica, inspirada nes tipografíes de les imprentes venecianes de finales del sieglu XV, mentes que la Troy y la Chaucer, d’aire más medieval, diferénciense únicamente nel tamañu, al ser la última una versión más pequeña de la Troy.

En tipos Chaucer compúnxose la obra más representativa de la Kelmscott Press: The Works of Geoffrey Chaucer (Les obres de Geoffrey Chaucer), que contó col trabayu de Burne-Jones na ellaboración de les ilustraciones. Tovía anguaño, anque l’estilu nun respuenda a los cánones del diseñu actual, ye un gociu pa la vista contemplar les páxines d’esta obra, onde tolos elementos tienen el so sitiu y el so porqué. La composición tipográfica –a dos colores y con capitulares ornamentales– va acompasada col altor de les ilustraciones, d’una delicadeza estrema.

Ilustración de Burne Jones pa The works of Geoffrey Chaucer.
Ilustración de Burne Jones pa The works of Geoffrey Chaucer.

El papel onde se imprimíen los llibros fabricábase a mano nel mesmu taller y la impresión facíase cuasi entera a mano, sicasí, el volume de trabayu que salió de la Kelmscott Press ye ablucante: en siete años, Morris imprimió más de 22.000 copies de 53 títulos, ente los que se contaben tanto obres del propiu Morris como d’autores contemporáneos —ente los que s’incluyen Coleridge, Keats, Shelley, Tennyson, Rossetti o Swinburne– y medievales que supunxeron una influencia grande a lo llargo de la vida del editor.

Tolos llibros que produció la Kelmscott Press fueron caros pero formosos. Diseñáronse pa lleer despaciu, p’aprecialos como obres lliteraries y como oxetos, pa custodialos como un tesoru. Son, en sí mesmos, un manifiestu sobre les rellaciones ideales –y tantes veces escaecíes, cuando non despreciaes– que se tienen que producir ente’l llector, el testu y l’autor. Y l’artífice d’estes rellaciones nun ye otru que l’editor, una profesión que Morris asumió y exerció como mui pocos na historia.

Composición de páxina en The works of Geoffrey Chaucer, de la Kelmscott Press.
Composición de páxina en The works of Geoffrey Chaucer, de la Kelmscott Press.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*