Mary: una Piedá de Bill Viola

'Mary', videoinstalación de Bill Viola na catedral de San Pablo, en Londres | Foto: Peter Mallet.
'Mary', videoinstalación de Bill Viola na catedral de San Pablo, en Londres | Foto: Peter Mallet.

A naide-y estraña que s’encargue una obra d’arte pa exibir nuna catedral, tolo contrario, les catedrales, como cualquier templu importante, foron, a lo llargo de la historia escenarios más qu’afayadizos p’agospiar les obres de los meyores artistes. Sicasí, lo que nun ye tan común ye qu’esa obra d’arte se presente na forma d’una vídeoinstalación, como asocedió nel 2014 con Martyrs (Mártires), la creación de Bill Viola que-y encargó la catedral anglicana de San Pablo, en Londres, pa colocar de manera permanente na nave sur del coru. La esperiencia foi tan positiva que, el 8 de setiembre d’anguaño, la catedral inauguró una obra nueva del artista estaounidense: Mary (María), que tien a la Virxe como centru.

Les pantalles qu’amuesen la obra recién inaugurada asitien na nave norte del coru del templu, nuna especie d’espeyu o complementu a les qu’enseñen la película sobre los mártires. El propiu Viola esplica la rellación ente entrambes les dos obres cuando diz que los dos temes, el de María y el de los mártires, «simbolicen los misterios más fondos de la existencia humana: ún, tocante a la vida, l’otru, a la muerte; ún fai referencia al consuelu y la creación, l’otru, al sufrimientu y al sacrificiu». L’oxetivu del artista con estes dos creaciones nun ye distintu del que movió a otros que, enantes d’él, vieron les obres de les sos manes espuestes a la veneración de los fieles, asina, señala que, la función d’estes pieces ye doble, per una parte, «son oxetos estéticos d’arte contemporaneu» y, pela otra, actúen como «oxetos de contemplación y devoción».

Nesti sen abonda’l canónigu de San Pablo Mark Oakley cuando diz que, «al traviés de la vida de María, y de la so rellación col fíu, Viola convídanos a entrar nel misteriu de la fuercia del amor nel nacimientu, el vínculu, la perda y la fidelidá» y muéstrase seguru de que la instalación «va llevar a munchos pelegrinos y visitantes a una reflexón posada y a una oración con esperanza».

Bill Viola (Nueva York, 1951) ta reconocíu mundialmente como ún de los artistes más influyentes d’esti tiempu. Pioneru del videoarte, lleva cuarenta años creando obres que s’espunxeron nos museos más importantes del mundu. El so trabayu ta centráu nes esperiencies más propia y universalmente humanes, como’l nacimientu, la muerte o’l desenvolvimientu de la conciencia. Amás, l’arte de Viola ta enraigonáu nes tradiciones espirituales tanto d’Occidente como d’Oriente, ente les que s’atopen el budismu zen, el sufismu islámicu o la mística cristiana.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*