Mayalde, la llamada de la tradición pura

ALBERTO SUÁREZ
Ún de los placeres más grandes que pue tener un espectador ye dir a un conciertu y conmovese, esto ye, ser bien feliz de tar formando parte de lo que se canta, cuenta y bailla d’una manera activa. Escuchar a Eusebio, Pilar, Laura y Arturo ye entrar nun trance y comunión cola música tradicional, coles voces del pueblu feches recopilación, difícil d’escaecer. Los cuatro tienen grandes voces y grandes cualidaes pa sacar música d’instrumentos tan sorprendentes como comunes. Sí, la música sal de cualquier sitiu o cosa, pero hai que saber sacala. Y a eso se lleven dedicando los humanos dende qu’existen. Y neso son maestros los Mayalde. El son más básicu y puru ye la percusión acompasada en ritmos, la cañamina de la música popular, que pue nacer, por exemplu, d’una cuyar y un platu vaciu. Eso pue desplicar por qué la península ibérica ye tan rica en música popular: poles munches fames que pasaron los sos habitantes. Como diz Eusebio, si nun había nada pa dar de cenar, habría qu’entrener la fame con cantares.

Esti añu, por suerte, Mayalde dio dos conciertos n’Asturies: ún en Cenera y otru en Quirós. Escuchar a Mayalde en conciertu ye dase cuenta de que’l cantar pue afítase nel son que sal d’unes tisories de tosquilar, d’un martiellu que da nun xunque, d’una lata que da nuna cayada, d’una asa que da nuna caldera… manes y ritmu. Manes que saquen un son d’una mesa de madera, un son que, por exemplu, foi d’Uviéu pa Salamanca, o que vieno de la Peña Francia pa Degaña. Son que s’axunta a voces que dicen cantares, coples, romances… El repertoriu de Mayalde ye monumental y enseña’l trabayu recopilador de más de treinta años d’Eusebio y Pilar.

Vivir un conciertu de Mayalde ye una esperiencia mui rica, y mui recomendable pa cualquier persona (inclusive pa los que nun-yos choca muncho la música popular). Ye difícil atopar un comunicador cola voz, la oratoria y el discursu d’Eusebio. Con esa voz poderosa, firme y amable capta l’atención de cualquier auditoriu de cualquier plaza de pueblu. Porque ye verdá, los Mayalde son mui del pueblu y pal pueblu. Y ye más, va ponelos en pie, va facelos cantar, baillar y pensar. Naide pue escapar de los Mayalde porque son persones llanes como la tierra onde nacieron y nel so espectáculu nun hai trampa nin cartón. Son persones, músicos, que tresmiten la grandeza y la fuercia de la música tradicional y la d’ellos propia. Si nun escenariu pue vese arte, maxa, alma y música, nesi escenariu tán los Mayalde. Y pa los que nun tuvieren tovía la suerte de velos, ta’l consuelu de sintilos nún de los cinco trabayos discográficos que tienen editaos.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*