Avilés, del negru al blancu

La recuperación de la fachada marítima d’Avilés valió pa que la villa mire pal futuru col optimismu que la reconversión industrial-y quitó nos años ochenta.

La entrada a Avilés pela autopista parecía una imaxe de la película Blade Runner; talamente paecía un diseñu del propiu Ridley Scott. L’espectaculu de la ENSIDESA encesa yera tan ablucante como la so propia crisis de los caberos años. L’inconfundible fedor del I.N.I. avenía’l coche magar que diba coles ventanes pesllaes».

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*