Tres Hermanas: edición con sentíu y sensibilidá

Corte del llibru 'Alicia en el país de las maravillas, na edición de Tres Hermanas.
Corte del llibru 'Alicia en el país de las maravillas, na edición de Tres Hermanas. Foto: Tres Hermanas.

En tiempos como los actuales, onde’l mundu del llibru ta esperimentando una crisis d’identidá y viabilidá mui fuerte, pue paecer una llocura llanzar un sellu editorial nuevu. Sicasí, hai delles circunstancies que tresformen lo que cualquiera calificaría de temeridá nuna oportunidá bien guapa pa da-y una vuelta al panorama presente, dacuando tan escuru, y mete-y una llugadina de sol. Esto ye lo que fixo’l grupu Sílex Ediciones a finales del 2015 cola creación del sellu Tres Hermanas. La trayectoria de cuasi cincuenta años de Silex nel mundu de la edición, la esperiencia del so equipu directivu y el talentu, pasión y trabayu de xente como Cristina Pineda, al frente del proyectu nuevu, faen qu’esta iniciativa nun sía nenguna temeridá, sinón dalgo mui necesario pa volver enganchar a un públicu un tanto desilusionáu.

Lo primero que llama l’atención ye qu’un sellu dedicáu a la novela, a la literatura de ficción, naza dientro d’un grupu como Sílex, caracterizáu pola edición de llibros d’arte, museoloxía y historia. Sicasí, hai títulos qu’arrastren y eso foi lo que-y pasó al equipu de Silex col epistolariu de les Mitford —seis hermanes d’una de les families aristocrátiques britániques más escéntriques del sieglu XX–. Como nun atopaben, dientro del árbol de sílex, nenguna caña onde pudiere abellugase esta obra, decidieron creala.

tres_hermanas_01Tres Hermanas, el nome del sellu, vien, principalmente, de la pieza de teatru d’Antón Chéjov Les tres hermanes, un testu onde se fala de cómo salir alantre cuando les circunstancies se ponen en contra, dalgo onde la directora editorial, Cristina Pineda, ve una analoxía cola etapa pela que pasa’l mundu de la edición. Amás, nesta escoyeta de nome axúntense razones personales —como que la propia Pineda vien d’una familia de tres hermanes y un hermanu, como la de la obra de Chéjov— y lliteraries —non solo tán les tres hermanes de la obra rusa, sinón que tamién yeren tres les hermanes Brontë (Anne, Emily y Charlotte, más un hermanu, Branwell) y tres les hermanes del poema de Gerardo Diego—.

Anque’l niciu del sellu yera la edición de les cartes de les Mitford, esti nun foi’l primer llibru de la editorial, sinón que la colección cola que’l sellu se presentó en sociedá, n’avientu del 2015, foi la de llibru ilustráu (llamada Classics Revisited). Asina, el primer llibru de Tres Hermanas que los llectores pudieron tener nes manes foi Alicia en el País de las Maravillas, el clásicu de Lewis Carroll en traducción d’Andrés Barba y con ilustraciones d’Andrea D’Aquino. Tres d’ésti, y na mesma colección, llegó en mayu del 2016 Cumbres borrascosas, d’Emily Brontë, con ilustraciones del dibuxante Fernando Vicente —un nome imprescindible na ilustración editorial n’España— y nuna traducción nueva d’Amelia Pérez de Villar.

Precisamente’l d’ufiertar traducciones nueves de testos clásicos ye una de les máximes de la casa. N’opinión de Cristina Pineda, «un sellu nuevu tien qu’ufrir llibros nuevos tanto na edición como na ilustración y nes traducciones». En cuantes al catálogu, a la colección de llibros ilustraos súmense otres tres: Tierras de la Nube Blanca —que ye ún de los nomes de Nueva Zelanda en llingua aborixe y que se va dedicar a la traducción de lliteratura australiana y neozelandesa, un terrén onde la editorial se quier especializar—, Otros Mares —dedicada a la traducción d’obres de lliteratures estremaes, como la xaponesa, la inglesa o la croata— y Tierras de la Nieve Roja —un nome que garraron d’un versu de la Fábula de Polifemo y Galatea, de Góngora, y que va tar dedicada a la lliteratura en castellanu—.

En cuantes al equipu, xunto a Cristina Pineda alcuéntrase la escritora y periodista Marina Sanmartín Pla, que ta al cargu de la comunicación, pero non solo. Asina, tolos manuscritos que lleguen a la editorial lléenlos tanto Pineda como Sanmartín y, del criteriu d’entrambes les dos, salen les escoyetes que formen el plan editorial, un plan del que van formar parte nomes como los del australianu Patrick White (premiu Novel de Lliteratura en 1973), el croata Luka Bekavac o la española Txani Rodríguez.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*