Mayor la risa que l’horror

ELOY PIÑERA
Allá pelos años setenta, la comedia musical The rocky horror show y l’adaptación posterior pal cine The rocky horror picture show tuvieron un éxitu talu que pasaron a convertise en pieces de cultu del xéneru musical. Rindieron tributu en plan de comedia al cine de terror y al de ciencia ficción de los años doraos de la RKO. El qu’esperare reconocer estes obres n’Horror, la última versión d’esti musical rock, estrenada nel Teatru Xovellanos de Xixón el 2 d’agostu, diba ser quién namás qu’en parte y seguro qu’atopó más diferencies que coincidencies. Recueye cantares, coreografíes y vestuariu, pero escaez l’argumentu, la escenografía y la referencia al terror de les producciones en blanco y negro de la RKO.

De toles maneres, l’atractivu mayor, nesta ocasión, nun ta na fidelidá a la obra orixinal, sinón na interpretación de los actores, toos mui conocíos de les nuestres pantalles y escenarios. El públicu taba entregáu de mano y l’ambiente yera allegre y festivu pelos pasiellos del teatru enantes de la función dexábalo claro. Carlos Dávila, con una actuación escelente, y Rodrigo Cuevas, con un papel fechu a midida, fixeron temblar los cimientos del teatru cola risa del públicu. Na parte musical, el cuartetu de batería, tecláu, baxu y guitarra destacó pola calidá, igual que les voces de los actores.

Horror, el show que nunca se debió hacer
Dirección: Laura Iglesia.
Repartu: Luis Alija, Carlos Dávila, Pedro Durán, Arantxa Fernández Ramos, Yasmín Sadeghi, Nerea Vázquez y Rodrigo Cuevas.
Músicos: Álvaro Barcena, Willón de la Calle y Sil Fernández.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*